El Monasterio de Apolo en Bawit

Fresco del Monasterio de Apolo

El Monasterio de Apolo está situado en el desierto,  es un antiguo y abandonado santuario copto, que está situado a unos quince kilómetros de Bawit, que está situado al norte de Asiut –situado en la ribera del Nilo, a más de 300 kilómetros al sur de El Cairo. El Monasterio de San Apolo se fundó  alrededor del año 385 a 390, en la segunda mitad del sigilo IV, en el Medio Egipto.

Poco queda del  monasterio original, el monasterio  llegó a su apogeo durante el siglo VII, cuando hubo hasta cinco mil monjes. Después de la conquista árabe de Egipto en el siglo VII después de C., la población del monasterio declinó lentamente hasta el siglo X  o XI.

La mayor parte del Complejo de Bawit ha desaparecido, aunque es conocido en todo el mundo debido a la abundancia de adornos arquitectónicos y pintadas que fueron recuperados.. Muchos de estos artículos se encuentran en el Museo del Louvre en París y en el Museo Copto de El Cairo.

Las excavaciones de este monasterio se llevaron a cabo por arqueólogos franceses durante la primera parte del siglo XX; este trabajo reveló por lo menos dos iglesias y otros grupos de edificios, junto con parte de las paredes. A juzgar por los muros de cerramiento, el monasterio fue enorme, ya que se extendía sobre unos tres kilómetros de longitud.

Sin embargo, la iglesia del sur ha sido en su mayoría  reconstruido parcialmente.  Fue construido aparentemente durante el siglo VI sobre un edificio anterior del siglo IV. La estructura anterior no era tal vez un lugar de culto, mientras que la segunda estructura presenta todas las características de una iglesia basilical, con una nave central, dos laterales, un santuario con un nicho y la entrada en sus lados sur y norte.

Existían decoraciones talladas en piedra y madera, y frisos pintados con  motivos geométricos, vegetales y figurativos que corrían a lo largo de las paredes interiores y exteriores del edificio. La iglesia del norte parece datar del siglo VIII, y al igual que la iglesia al sur, parece ser una transformación de un edificio anterior.

Los trabajos arqueológicos en el monasterio, se abandonaron a principios del siglo XX , aunque en la última parte del siglo XX, fueron descubiertas una serie de pinturas murales, que fueron trasladados posteriormente al Museo Copto.

Foto Vía: lamiradadeloeterno

Imprimir

Categorias: Antiguas ciudades




Comments are closed.