El Templo del Norte de Karanis, en El Fayum

Templo del Norte

Los lugares sagrados de Karanis, en el noroeste de El Fayum –situada al sur del delta del Nilo lo constituían dos templos bien conocidos, los cuales fueron dedicados al dios cocodrilo, en todas sus formas, como  Pnepheros, Petesouchos y Soknopaios.

Al igual que con otros animales adorados en Egipto, los cocodrilos se guardaban en los lagos sagrados de los templos y eran alimentados con granos, carne y vino mezclado con leche y miel. Fueron utilizados en las ceremonias, y momificados tras su fallecimiento.

El Templo del Norte no posee inscripciones y fue descubierto en los años 20; no se ha encontrado ninguna inscripción, por lo que la identidad de las divinidades, es un tanto incierta, aunque el descubrimiento de las momias de cocodrilos en los alrededores hace pensar que el templo pudiera haber estado dedicado a Sobek, sin embargo, la presencia de una pequeña estatua de una diosa,  sugiere que el templo pudo haber sido dedicado a Isis.

Es importante saber que Sobek es el dios  cocodrilo, tiene un carácter benéfico,  dios de la fertilidad, la vegetación y la  vida; se le relaciona con el punto cardinal Norte. Fue representado como cocodrilo u hombre con cabeza de cocodrilo, con la corona Shuty -símbolo distintivo de faraones y dioses-cetro uas -vara recta, que aparece coronada con la cabeza de un animaly anj -jeroglífico egipcio que significa vida-. Durante el periodo tardío egipcio, puede aparecer con cabeza de halcón, carnero, león y toro.

No se encontraron objetos fechados en  el interior del templo, aunque se cree que fue construido no antes del siglo I después de C. y fue finalmente abandonado en la tercera mitad del siglo debido al impacto del cristianismo y el declive económico. Fue construido sobre antiguas ruinas con piedra caliza gris, principalmente.

El templo estaba enfocado a través de dos torres, cada abertura en un patio pavimentado. El pilón exterior se arruinó durante la antigüedad, pero el segundo posee una orientación norte-sur y  estaba rodeado de una gruesa pared de adobe. Las cuatro esquinas exteriores del templo aparecen decoradas de columnas esbeltas. Se puede distinguir una altar de piedra que  domina el santuario.

Foto Vía: papirology

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: El Fayum




Comments are closed.