Descubren 17 nuevas pirámides en Egipto

Los hallazgos en tierras egipcias no cesan, después de haberse descubierto el coloso del Faraón Amenofis III en Luxor, un equipo de arqueología de la Universidad de Alabama auspiciado por la NASA ha descubierto mediante un escaneo por satélite, gran cantidad de monumentos antiguos desconocidos.

Gracias a imágenes tomadas vía satelital se divisaron enterradas bajo las arenas de Egipto 17 nuevas pirámides hasta entonces ignoradas por los investigadores; las imágenes del hallazgo fueron distribuidas al mundo por la cadena de noticias BBC.

El descubrimiento es asombroso, los especialistas pudieron además detectar más de 1000 tumbas y 3000 asentamientos gracias a las fotografías tomadas de forma infrarroja. El estudio fue posible porque se usaron satélites que trabajaron a unos 700 KM de la superficie de la tierra.

Los arqueólogos liderados por Sarah Parcak analizaron las primeras imágenes satelitales y se sorprendieron al encontrar lo que parecían ser dos pirámides sepultadas, este hecho los llevó a indagar en profundidad y fue a raíz de ello que pudieron dar con muchos yacimientos más.

El hallazgo es sorprendente ya que todas las estructuras localizadas eran desconocidas para los estudiosos, el equipo de investigación responsable del hallazgo hace más de un año que lleva realizando exploraciones en la zona. El dar con estas edificaciones fue posible porque los egipcios construyeron sus casas y estructuras con ladrillos de barro, material de mayor densidad que el suelo que les rodea, y lo que facilita el identificar las formas de las casas, tumbas y templos enterrados en la arena.

Los responsables del proyecto dieron a conocer que los resultados obtenidos con esta investigación solo son de yacimientos que están cerca del suelo, pero que existen otros miles por descubrir los cuales están cubiertos por el limo del río Nilo, por lo cual este es solo el comienzo de extensas exploraciones.

La arqueóloga Sarah Parcakel comentó a los medios que el uso de esta tecnología satelital es útil en casos de investigaciones sobre grandes yacimientos porque debido a la extensión no siempre se sabe por dónde comenzar, y por otro lado recalcó que permite al equipo de investigación el ser mucho más precisos y exactos en sus labores.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Historia de Egipto




Deja tu comentario