Las canteras de Asuán

Cantera de Asuan

Una de las riquezas que, desde la Antigüedad, poseyó la ciudad egipcia de Asuán fueron sus increíbles canteras, que contenían en su interior materiales tan valiosos para la época como el granito, la pizarra o el alabastro, con los que posteriormente se construirían algunos de los monumentos más famosos del país y que han llegado hasta nuestros días.

En este sentido, tal vez las que han alcanzado mayor grado de celeridad sean las que se encontraban al norte de la ciudad.

En ellas se puede contemplar el llamado “obelisco inacabado”, denominado así porque parece ser que en un momento de su construcción se resquebrajó, imposibilitando su terminación.

A este respecto, todo parece indicar que estaba destinado a ser la pareja del Obelisco Laterano de Karnak que hoy se puede ver en la ciudad de Roma. Como curiosidad, es preciso señalar que de no haber sido interrumpida su construcción, habría llegado a ser la pieza trabajada en piedra de mayor tamaño del mundo: posee 42 metros de largo y pesa en torno a las 1.200 toneladas.

Efectivamente, como te habrás podido imaginar a estas alturas del artículo, de las canteras de Asuán salían los bloques de material, sobre todo de granito (el más apreciado y único en esta región del Sur del país) que posteriormente eran repartidos por todo Egipto y que saldrían también fuera de sus fronteras. El transporte se realizaba por el río Nilo, hacia el norte.

También hay que decir que a poca distancia de Asuán, tan sólo a uno pocos kilómetros hacia el sur, se pueden rastrear un buen número de canteras específicas de granito rosa, que era del mismo modo destinado a la construcción tanto de obeliscos, como de otro tipo de estatuas e incluso de pirámides y de colosos reales.

Foto Vía: Lugares Biblicos

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Asuan




Deja tu comentario