Seshat, diosa de los libros y la historia

Seshat

Entre todas las diosas que conforman la amplísima y variada mitología egipcia, desde Sobreegipto.com queremos dedicar el artículo de hoy a una que quizá no sea de las más conocidas entre el público en general: Seshat.

Deidad consagrada a la escritura y a la Historia, llamada “Señora de los libros” era también considerada por extensión como la protectora de las bibliotecas. Entre sus atributos se encontraba, asimismo, la medida del tiempo por lo que era también llamada “Señora del calendario y de la astronomía”. De igual modo, estaba vinculada a los arquitectos y a los constructores, es por ello por lo que estos la adoraban como “Señora de los constructores”.

Por lo que respecta a su iconografía, normalmente era representada con una estrella en la cabeza que estaba, a su vez, rematada con un arco y dos plumas (también podían ser dos cuernos puestos boca abajo). Portaba una paleta de escriba y un cálamo (una especie de caña para la escritura), una pequeña rana y una hoja de palmera. Iba vestida con una piel de leopardo.

En cuanto a su mito, se cree que Seshat era ya conocida en tiempos remotos y que, en un principio, pudo tener connotaciones celestes. En este sentido, habría sido la que se encargó de orientar, calcular y medir los terrenos sagrados para que se llevase a cabo su construcción de manera correcta y, para lo cual, también revisaba los planos y vigilaba el movimiento de las estrellas, de tal modo que no errase en sus cálculos. A este respecto, participaba habitualmente en el rito de la “ceremonia de fundación” y era consejera del faraón cuando este decidía fundar algún templo.

Pareja de Thot (en algunas ocasiones de Atum), a ella también se le atribuían poderes mágicos como garantizar la inmortalidad del rey. Escribía a menudo en el árbol sagrado de Heliópolis los años que iba a gobernar el faraón, y era también llamado por eso el Árbol de la Vida.

Algunos textos la consideraban una de las formas que adoptaba la diosa Isis.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Mitologia egipcia




Deja tu comentario