La ciudad de Dyanet

Colosos de Memnon

En la orilla occidental del río Nilo, justo en frente de la antigua ciudad de Tebas, se encontraba la ciudad de Dyamet (conocida también por su nombre árabe: Medinet Habu); ésta se erigía como el verdadero centro administrativo y económico de la zona, así como uno de los primeros lugares asociado al culto del dios Amón dentro de la región tebana.

A este respecto en ella se localizaban algunos templos de gran interés, como los que os reseñamos a continuación:

Templo de Amón

Erigido por mandato de Thutmose III y la reina Hatshepsut, monarcas pertenecientes a la dinastía XVIII. En un primer momento se trataba de un templo de pequeñas dimensiones que, con el paso de los años y el discurrir de las sucesivas dinastías, fue modificándose y alterándose hasta llegar al período greco romano.

Templo funerario de Ramsés III

Este faraón de la dinastía XX escogió este lugar para construir su gran tumba. Con un diseño que seguía los cánones clásicos y que podría equipararse al Rameseo, posee unos 150 metros de longitud y en la actualidad permanece en bastante buen estado de conservación. En su interior, en la zona sur, alberga las capillas de Amenirdis I, Shepenupet II y Nitocris I, quienes tenían en su haber el título de Divinas Adoratrices de Amón.

Todo el conjunto estaba protegido por una construcción de adobe, habiendo justo a la entrada del edificio una particular torre.

Otros templos cercanos

Al sur de la ciudad existía un conjunto funerario que se dice llegó a ser el de mayor tamaño y más espectacular de todo el país, a la entrada del cual se situaban los grandiosos Colosos de Memnón y que fue ordenado por construir por Amenhotep III, perteneciente a la dinastía XVIII. En nuestros días apenas quedan restos de este magnífico complejo, aunque se sabe que el palacio real estaba ubicado más al sur, en Malkata.

Foto Vía: 3 viajes al día

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Antiguas ciudades



Deja tu comentario