La pirámide de Kefrén abierta de nuevo

Piramide de Kefren

La pirámide de Kefrén, construida aproximadamente en el año 2.500 a.C, abrió recientemente su interior después de haber permanecido más de tres años cerrada. El motivo de su cierre era la restauración de la misma, junto a seis tumbas  egipcias de altos cargos faraónicos con un importante valor histórico y artístico.

Desde hace unos días los turistas vuelven a introducirse en esta grandiosa tumba del faraón del Antiguo Reino. Una visita a Egipto que cuenta ahora con otras novedades, las seis tumbas de nobles, reservadas hasta el momento para investigación, de las cuales destaca por encima de todas la de Meresanj III.

Meresanj III era la nieta de Keops y esposa de Kefrén. Su nombre significaba “Ella ama la vida”, algo que se refleja en su delicada tumba, decorada con preciosas escenas de la vida cotidiana así como de ella misma.

La tumba está esculpida en roca, a tan sólo 200 metros de la pirámide de Keops, y contiene un conjunto de estatuas realmente impresionantes, en las que también se incluye una reproducción de la misma princesa con su madre.

El director de la meseta de Guiza, Ali al Asfar, destacó que hoy por hoy se conocen muy pocas de las tumbas de los nobles que allí descansan; y es que en total podríamos hablar de unas 400, muchas más de las que se pueden ver actualmente.

Los nobles y burgueses de aquellos tiempos tenían a los faraones como verdaderos dioses. Por este motivo, decidían ser enterrados cerca de ellos, dejándose verdaderas fortunas, pues de esta forma confiaban en resucitar junto al faraón.

Este proyecto intenta poner al alcance de todos, una parte oculta de la cultura y la historia del Antiguo Egipto, pues los proyectos de investigación dependen directamente de la llegada de estos turistas. De esta forma, con esta iniciativa, así como posibles aperturas venideras, Egipto pretende dejar claro que viajar hasta allí es seguro tras la revolución del 25 de enero de 2011.

Foto vía: Wikipedia

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Turismo por El Cairo



Deja tu comentario