San Pacomio y el origen de la vida monacal en Egipto

San Pacomio

Cuentan que al norte de Tebas, en el Alto Egipto, en la Tebaida a orillas del Nilo, San Pacomio fundó una comunidad allá por el año 320. Allí, se levantaría el primer monasterio cenobítico, que se llamaría Tabennisi (Tabenna, Tabennae).

Pacomio introduciría así este movimiento cenobítico, que no era más que el inicio de la tradición monástica que se inició en los tiempos más remotos del cristianismo. En ésta, se incentivaba la vida en común, un comunitarismo monacal, que preservaba el aislamiento de los monjes del común de la sociedad.

Esta especie de movimiento ponía orden en la vida en común de los monjes. Así se encargaba directamente de la administración de los bienes y productos, así como en la formación de la fe, la disciplina y los intereses filosóficos de este incipiente cristianismo que comenzaba a nacer. Así, se aconsejaba a los monjes de dichas congregaciones a practicar actividades como la meditación y recogimiento.

Así, Pacomio sería el primer padre del cenobitismo, encargado de instaurar las figuras monásticas en oriente; y es que aquí, retirarse era bastante fácil, debido principalmente al paisaje del desierto. El propio Pacomio sería el primer abad del monasterio de Tabennisi, y a su muerte (346) habría dado refugio y educación a más de 3.000 monjes.

La tarea de Pacomio fue doble, ya que gracias a su hermana crearon un monasterio dúplice, conocido también como monasterio doble o cohospitae. Estas instituciones contaban con dos monasterios (uno en cada orilla del Nilo) uno para monjes y otro para monjas. Los dos, sin embargo, estarían gestionados por la misma autoridad y un único presupuesto.

Así en este sistema monacal dúplice, los hombres se encargaban de los trabajos de construcción, mientras que las mujeres se ocupaban de las vestimentas y la alimentación.

Así, podemos decir, que a pesar de que la vida monacal ya se había establecido en otros puntos del mundo un poco antes, lo cierto es que estas comunidades de monjes eran más bien ermitaños. Pacomio se encargaría de establecer las reglas de las congregaciones modernas, por lo menos en Oriente.

Otros enlaces de interés:

Foto vía:  acn.com.ve

Imprimir

Categorias: Curiosidades de Egipto, Historia de Egipto




Deja tu comentario