- Sobre Egipto - https://sobreegipto.com -

Shai, el dios del destino de los egipcios

La figura de Shai en la mitología egipcia es bastante importante. Aun así, hay que destacar que resulta difícil establecer si la entidad en sí era la personificación del destino y la suerte o era una deidad propiamente dicha. Esto es debido a que Shai estaba estrechamente vinculado con el destino de los seres humanos.

Pareciera que Shai era una especie de ángel de la guarda, que nacía con cada recién nacido y vivía su vida muy cerca de éste. De esa forma, cuando la persona moría y su alma accedía al tribunal que debía juzgarla, Shai se encargaría (con un aspecto completamente humano) de contar las bondades y no tan bondades de la vida de este hombre (o mujer). Ante las declaraciones de Shai no había apelación alguna. Teniendo en cuenta que esté había pasado toda la vida con el difunto poco se le habría escapado del transcurso de esta.

En otro orden, Shai también participaría directamente en el renacimiento del difunto.

El dios haría su aparición en el panteón egipcio a comienzos de la dinastía XVIII, así, el mismo estaría presente incluso en el reinado de Ajenatón. No es difícil encontrarlo en papiros funerarios, ya que formaba parte del tribunal.

Su misión más que de guardián, como muchas veces se establece, era de observador. Un observador de los dioses. Además, hay que tener en cuenta que Shai simbolizaba también la suerte, por tanto el destino y la ventura de la vida. Era un dios que podía traer dichas, pero también desgracias.

En este punto, hay que hacer una alusión al templo Opet en Karnak, en el que se cita a Shai de todos los Dioses, algo que se podría interpretar como el Destino de todos los dioses. Así, la figura tendría mucha más importancia de la que se le da posteriormente.

En cuanto a su representación, en los primeros momentos tenia apariencia de hombre. Posteriormente apareció manifestado en una cobra o una serpiente, pues tenía relación con Renenutet, diosa de la fortuna. Serpiente con cabeza humana o como un ladrillo con cabeza de hombre. Estas son las representaciones más usadas para Shai, que se veneraba principalmente en Menfis.

Otros dioses de la mitología egipcia: