La Batalla de las Pirámides

batalla_ante_las_piramides

Los deseos expansionistas de Bonaparte llegaron hasta Egipto. Tras la toma de Alejandría por parte de las tropas francesas, Napoleón se dirigió con sus tropas hacia El Cairo.

La ruta no fue nada sencilla para los soldados franceses, pues el clima era realmente abrasador. Así, una vez que Napoleón divisó las pirámides, otorgaría un día de descanso a las tropas. Esto sería el 19 de julio, dos días antes de la famosa Batalla de las Pirámides.

La mañana del 21 de julio, las tropas francesas, bajo las órdenes de Bonaparte, marcharon con el fin de anexar El Cairo al territorio francés.

A su llegada, justo cuando podían observar los minaretes de la ciudad, observaron el gran ejército de Murad Bey, apoyado por otras tropas a orillas del Nilo.

Aunque los Mamelucos eran superiores en número, lo cierto es que los franceses contaban con mejor tecnología, algo que no era muy difícil pues tan sólo usaban espadas, arcos y flechas. Sumado a esto tenemos el factor de la división de dichas tropas, pues el Nilo se encontraba entre las fuerzas de Murad, atrincherado en Embebeh, e Ibrahim, en campo abierto.

Observando la estampa, Napoleón se dio cuenta de que la única tropa que podría hacerle daño era la caballería, pues su ejército no contaba con mucha. De esta forma, estudiando la situación, se vería obligado a ir a la defensiva. Organizaría su ejército en cuadrados huecos con artillería, caballería y equipajes en su centro. Cada vez que la caballería mameluca buscaba huecos para atacar, su artillería disparaba. De esta forma conseguiría entrar en el campamento egipcio de Embebeh, obligando al ejército egipcio a escapar.

Esta batalla haría que Francia ocupara El Cairo y el bajo Egipto. Como consecuencia, el ejército mameluco se desplazaría a Siria con el fin de reorganizarse.

Otra consecuencia directa fue el final de 700 años de mandato mameluco en el país. Aun así, lo cierto es que a Bonaparte le duraría poco la alegría, pues tras esta victoria, el almirante Horatio Nelson lo derrotaría 10 días después en la famosa Batalla del Nilo, acabando por tanto las intenciones de Bonaparte por conquistar Oriente Medio.

Otros enlaces sobre la historia de Egipto:

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Egipto, Historia de Egipto




Deja tu comentario